Tu cesta está vacía

Tienda

Cantidad: 0

En total: 0,00

0

El submarino Ictíneo II

El submarino Ictíneo II

El submarino diseñado por el inventor español Narcís Monturiol fue una obra pionera en la historia de la navegación submarina.

Tecnología

Palabras clave

submarino, Monturiol, reacción química, invenciones, transporte subacuático, hidrostática, español, España, inventor, siglo XIX, década de 1860, transporte, elipsoide, hélice, máquina de vapor, historia moderna, tecnología, invención, transporte acuático, ingeniero, sustentación

Extras relacionados

Preguntas

  • ¿Quién diseñó el Ictíneo II?
  • ¿Cuándo se construyó el Ictíneo II?
  • ¿Cuál era la nacionalidad del diseñador del Ictíneo II?
  • ¿Qué forma tenían los submarinos diseñados por Monturiol?
  • ¿Qué fue lo más innovador en el diseño del Ictíneo II?
  • ¿Cuál fue la principal causa del retraso en el proyecto del Ictíneo II?
  • ¿Qué ocurrió finalmente con el Ictíneo II?
  • Monturiol diseñó submarinos con el fin de mejorar la vida de...
  • ¿Cuánto medía el Ictíneo II de largo?
  • ¿Cuánto pesaba el Ictíneo II?
  • ¿Qué velocidad alcanzaba el Ictíneo II en la superficie?
  • El Ictíneo II se propulsaba
  • ¿Cuál de los siguientes elementos NO existía en la estructura del Ictíneo II?
  • ¿Cuál de los siguientes NO existía en la estructura del Ictíneo II?
  • ¿Qué innovación utilizó Monturiol en la propulsión del submarino?
  • ¿Qué material se empleó en la construcción de buena parte de la estructura del Ictíneo II?
  • ¿De qué metal era el forro del casco exterior del Ictíneo II?
  • ¿Qué metal o componente químico NO se utilizaba en el sistema de aire diseñado por Monturiol?
  • El nombre Ictíneo es la combinación de dos palabras griegas para designar:
  • ¿Qué sustancia se producía durante la reacción química del sistema de aire?
  • ¿Cuá era el método de propulsión del Ictíneo II en superficie?
  • ¿Cuál era el método de propulsión del Ictíneo II bajo el agua?

Escenas

Debajo del agua

El submarino Ictíneo II, una obra maestra de la ingeniería , fue diseñado y construido por un abogado español con grandes conocimientos de ingeniería, Narcís Monturiol, en la década de 1860.

Su primer prototipo de submarino, el Ictíneo I, lo construyó unos años antes y fue botado en 1859. Se piensa que su objetivo era en realidad fabricar una nave que facilitara el trabajo de los buzos durante la pesca del coral rojo, al tiempo que optimizaba sus resultados y reducía los peligros.

El diseño del submarino se inspiró en la forma de los peces. Al estudiarlos, Monturiol encontró la forma que consideró más adecuada para su invento desde el punto de vista de la hidrostática y la navegación: la elipsoide. En cuanto a su nombre, procede de dos términos del griego antiguo, que significaban pez y barco. El Ictíneo I se propulsaba mediante el uso de hélices que debían ser accionadas de modo manual por varias personas.

Los aspectos más positivos del Ictíneo I serían reutilizados con posterioridad en la segunda versión del submarino, muy mejorada respecto de la anterior. Con su innovador sistema de propulsión, el Ictíneo II constituyó un gran paso adelante en el desarrollo de la navegación submarina.

Contaba con dos máquinas de vapor. La principal, con dos cilindros oscilantes, activaba en superficie el eje de la hélice, en la parte trasera del submarino. Para la propulsión en inmersión, disponía de una máquina de vapor especial con una caldera en la que se calentaba el agua gracias a la reacción química que se producía en los cilindros que contenían cinc, manganeso y clorato de potasio. Esta generaba la energía necesaria para desplazar el submarino y el oxígeno para la respiración de sus tripulantes.

Narcís Monturiol hubo de enfrentarse de manera continua a problemas de financiación, hasta tal punto que la empresa fundada para la construcción del Ictíneo II terminó quebrando. Su submarino fue adquirido por un hombre de negocios que ordenó desmontarlo para evitar pagar impuestos y venderlo como chatarra. Su motor a vapor acabó en una fábrica textil.

Construcción

  • red
  • pala para recoger coral
  • faro
  • entrada
  • forro de cobre de 2 mm de grosor
  • timón
  • casco fabricado en madera de olivo (con refuerzos de roble)
  • ojo de buey
  • hélice lateral
  • hélice

El submarino Ictíneo II, una obra maestra de la ingeniería , fue diseñado y construido por un abogado español con grandes conocimientos de ingeniería, Narcís Monturiol, en la década de 1860.

Su primer prototipo de submarino, el Ictíneo I, lo construyó unos años antes y fue botado en 1859. Se piensa que su objetivo era en realidad fabricar una nave que facilitara el trabajo de los buzos durante la pesca del coral rojo, al tiempo que optimizaba sus resultados y reducía los peligros.

El diseño del submarino se inspiró en la forma de los peces. Al estudiarlos, Monturiol encontró la forma que consideró más adecuada para su invento desde el punto de vista de la hidrostática y la navegación: la elipsoide. En cuanto a su nombre, procede de dos términos del griego antiguo, que significaban pez y barco. El Ictíneo I se propulsaba mediante el uso de hélices que debían ser accionadas de modo manual por varias personas.

Los aspectos más positivos del Ictíneo I serían reutilizados con posterioridad en la segunda versión del submarino, muy mejorada respecto de la anterior. Con su innovador sistema de propulsión, el Ictíneo II constituyó un gran paso adelante en el desarrollo de la navegación submarina.

Contaba con dos máquinas de vapor. La principal, con dos cilindros oscilantes, activaba en superficie el eje de la hélice, en la parte trasera del submarino. Para la propulsión en inmersión, disponía de una máquina de vapor especial con una caldera en la que se calentaba el agua gracias a la reacción química que se producía en los cilindros que contenían cinc, manganeso y clorato de potasio. Esta generaba la energía necesaria para desplazar el submarino y el oxígeno para la respiración de sus tripulantes.

Narcís Monturiol hubo de enfrentarse de manera continua a problemas de financiación, hasta tal punto que la empresa fundada para la construcción del Ictíneo II terminó quebrando. Su submarino fue adquirido por un hombre de negocios que ordenó desmontarlo para evitar pagar impuestos y venderlo como chatarra. Su motor a vapor acabó en una fábrica textil.

Sección

  • tubo de ventilación
  • volante
  • torreta
  • chimenea
  • tanques de lastre
  • arcos de círculo
  • calderas
  • máquina de vapor
  • eje
  • hélice

El submarino Ictíneo II, una obra maestra de la ingeniería , fue diseñado y construido por un abogado español con grandes conocimientos de ingeniería, Narcís Monturiol, en la década de 1860.

Su primer prototipo de submarino, el Ictíneo I, lo construyó unos años antes y fue botado en 1859. Se piensa que su objetivo era en realidad fabricar una nave que facilitara el trabajo de los buzos durante la pesca del coral rojo, al tiempo que optimizaba sus resultados y reducía los peligros.

El diseño del submarino se inspiró en la forma de los peces. Al estudiarlos, Monturiol encontró la forma que consideró más adecuada para su invento desde el punto de vista de la hidrostática y la navegación: la elipsoide. En cuanto a su nombre, procede de dos términos del griego antiguo, que significaban pez y barco. El Ictíneo I se propulsaba mediante el uso de hélices que debían ser accionadas de modo manual por varias personas.

Los aspectos más positivos del Ictíneo I serían reutilizados con posterioridad en la segunda versión del submarino, muy mejorada respecto de la anterior. Con su innovador sistema de propulsión, el Ictíneo II constituyó un gran paso adelante en el desarrollo de la navegación submarina.

Contaba con dos máquinas de vapor. La principal, con dos cilindros oscilantes, activaba en superficie el eje de la hélice, en la parte trasera del submarino. Para la propulsión en inmersión, disponía de una máquina de vapor especial con una caldera en la que se calentaba el agua gracias a la reacción química que se producía en los cilindros que contenían cinc, manganeso y clorato de potasio. Esta generaba la energía necesaria para desplazar el submarino y el oxígeno para la respiración de sus tripulantes.

Narcís Monturiol hubo de enfrentarse de manera continua a problemas de financiación, hasta tal punto que la empresa fundada para la construcción del Ictíneo II terminó quebrando. Su submarino fue adquirido por un hombre de negocios que ordenó desmontarlo para evitar pagar impuestos y venderlo como chatarra. Su motor a vapor acabó en una fábrica textil.

Propulsión

Lo más innovador del Ictíneo II era su sistema de propulsión. Constituyó un gran paso adelante en el desarrollo de la navegación submarina.
Contaba con dos máquinas de vapor. La principal, con dos cilindros oscilantes, activaba en superficie el eje de la hélice, en la parte trasera del submarino. Para la propulsión en inmersión, disponía de una máquina de vapor especial con una caldera en la que se calentaba el agua gracias a la reacción química que se producía en los cilindros que contenían cinc, manganeso y clorato de potasio. Esta generaba la energía necesaria para desplazar el submarino y el oxígeno para la respiración de sus tripulantes.

Narración

El submarino Ictíneo II, una obra maestra de la ingeniería , fue diseñado y construido por un abogado español con grandes conocimientos de ingeniería, Narcís Monturiol, en la década de 1860.

Su primer prototipo de submarino, el Ictíneo I, lo construyó unos años antes y fue botado en 1859. Se piensa que su objetivo era en realidad fabricar una nave que facilitara el trabajo de los buzos durante la pesca del coral rojo, al tiempo que optimizaba sus resultados y reducía los peligros.

El diseño del submarino se inspiró en la forma de los peces. Al estudiarlos, Monturiol encontró la forma que consideró más adecuada para su invento desde el punto de vista de la hidrostática y la navegación: la elipsoide. En cuanto a su nombre, procede de dos términos del griego antiguo, que significaban pez y barco. El Ictíneo I se propulsaba mediante el uso de hélices que debían ser accionadas de modo manual por varias personas.

Los aspectos más positivos del Ictíneo I serían reutilizados con posterioridad en la segunda versión del submarino, muy mejorada respecto de la anterior. Con su innovador sistema de propulsión, el Ictíneo II constituyó un gran paso adelante en el desarrollo de la navegación submarina.

Contaba con dos máquinas de vapor. La principal, con dos cilindros oscilantes, activaba en superficie el eje de la hélice, en la parte trasera del submarino. Para la propulsión en inmersión, disponía de una máquina de vapor especial con una caldera en la que se calentaba el agua gracias a la reacción química que se producía en los cilindros que contenían cinc, manganeso y clorato de potasio. Esta generaba la energía necesaria para desplazar el submarino y el oxígeno para la respiración de sus tripulantes.

Narcís Monturiol hubo de enfrentarse de manera continua a problemas de financiación, hasta tal punto que la empresa fundada para la construcción del Ictíneo II terminó quebrando. Su submarino fue adquirido por un hombre de negocios que ordenó desmontarlo para evitar pagar impuestos y venderlo como chatarra. Su motor a vapor acabó en una fábrica textil.

Extras relacionados

Transporte por carretera, camión articulado

Los camiones juegan un importante papel en el transporte terrestre.

Vehículos aéreos no tripulados (UAV)

El rango de aplicación de los vehículos aéreos no tripulados (drones) sigue creciendo.

MÁV M61 locomotora diésel (1963)

Estas locomotoras legendarias de la serie M61 de los Ferrocariles Estatales de Hungría...

Locomotora de vapor BR Standard Class 3 2-6-2T

Las locomotoras de vapor del British Railways, que constituían una clase especial, fueron...

Bombardier CRJ-200 (1991)

La compañía Bombardier decidió diseñar un avión de pasajeros rápido, cómodo y económico.

Buque portacontenedores

Las rutas marítimas comerciales de los buques portacontenedores, que aparecieron después...

Equipo de seguridad para bicicletas

El código de circulación contiene el reglamento de tráfico e indicaciones sobre el equipo...

Metro

El metro es el medio de transporte urbano más rápido que circula sobre raíles.

Added to your cart.